5 Consejos para tus visitas inmobiliarias
Photo by Luis Yanez from Pexels

5 Consejos para tus visitas inmobiliarias

Visitas inmobiliarias: compradores

¿Qué necesitas saber de las visitas inmobiliarias? Ya has tomado la gran decisión, estás completamente seguro de que quieres tener un hogar propio y de que puedes hacer esa inversión. Es probable que ya tengas el capital disponible, una cantidad ahorrada o que ya has hablado con varias entidades bancarias y te han preconcedido una hipoteca con buenas condiciones. Ahora toca la parte más emblemática al buscar tu vivienda: visitar esas que responden a tu estilo de vida y requerimientos y encontrar la indicada.  

Sabemos que los detalles son mundos, cada visita cuenta, que es un momento crucial para ti y tus seres queridos. Por ello, en este artículo verás algunos consejos divididos por etapas para que una visita sea exitosa y puedas tomar la mejor decisión:

1.- Antes, durante y después: consulta todo a tu agente de confianza.

Un agente inmobiliario profesional puede aportar mucho a tu búsqueda. Está allí para escucharte, acompañarte y guiarte en el proceso. Su experiencia y conocimientos del mercado inmobiliario local serán muy útiles antes, durante y después de la visita a la propiedad. Podrá filtrar aquellas propiedades que sean de interés, brindarte información relevante sobre el lugar y representarte en caso de que una negociación sea necesaria. ¡Imagina cuántas visitas inmobiliarias ha hecho en su vida!

2.- Antes de ir: Qué quieres y qué necesitas

Apunta mentalmente las necesidades que te llevan a buscar la vivienda. Pregúntate realmente cuáles son y diferéncialas de los factores que, aunque te encantarían, podrías vivir sin ellos. Por ejemplo, ¿quieres que tenga una habitación más que tu residencia actual, por qué? ¿Cuál es el uso que le dan a su cocina para que necesiten una grande? ¿Trabajas desde casa, requieres de una oficina? ¿La terraza es imprescindible para tu día a día? Y después, distingue el resultado de los «extras”. Tenlo muy claro.

3.- Cuando veas el lugar

Trata de mantenerte concentrado en cada detalle de lo que percibes y no tanto en tus pensamientos. El mindfullness nunca ha estado tan de moda. Se trata de que mantengas la atención en el momento presente, y veas cada cosa con cuidado. ¡Podrías estar delante de la mejor opción para ti y no percatarte por algún despiste o por no apreciar todo lo que podría ser esa vivienda!

4.- Puedes dar más de un recorrido

Photo by Luis Yanez from Pexels

 A veces necesitamos varios recorridos para captar bien la esencia de una propiedad o su potencial. Da dos o tres vueltas si lo requieres, con tranquilidad. No es necesario que tu safari inmobiliario (visitar varias opciones en un día) sea intensivo. De hecho, lo mejor es no ver más de dos o tres propiedades el mismo día, evitando así agobios y falta de atención.

Recuerda cómo es tu ritmo de vida, y lo que sueles priorizar de un hogar. Puede que el primer recorrido lo des acompañado, ideal por si alguna duda surgiera y para tener una segunda opinión. Pero si no estás seguro de algo en concreto, pregunta si sería posible observar con más calma el lugar. La percepción del espacio podría cambiar, así como tu decisión.

5.- Saber del estado de la vivienda

Tu agente de confianza podrá averiguar el estado de la propiedad, si tiene cargas o gravámenes, y si el propietario estaría dispuesto a negociar su precio.

Si quieres leer más sobre documentación inmobiliaria, lee este artículo. Para conocer los pasos de la compra, haz clic aquí.

Visitas inmobiliarias: vendedores

Por otro lado, no podemos hablar de visitas inmobiliarias sin ayudar a quienes vendan una propiedad y busquen dar la mejor impresión de su hogar para destacarla ante la competencia (otras propiedades en venta con características parecidas). Seguramente los encontrarás de utilidad. Se fundamentan en un  home staging muy básico.

1.- Menos es más: simplicidad

La propiedad en venta ha de mostrar todo su espacio en las fotos y en las visitas. Sabemos que, con el tiempo, se acumulan muebles que no son verdaderamente necesarios y afectan la apariencia de simplicidad y elegancia. En este caso, ¡menos es más! 

2.- Despersonalizar el lugar.

¿Vas a vender la vivienda que has decorado a tu gusto y con tus elementos personales? Recomendamos que cambies un poco el entorno para hacerlo atractivo para el 99% de los visitantes, es decir, más neutro. Para ello es necesario quitar los cuadros familiares, retratos, trofeos, medallas, fotos de viajes…

El objetivo es que el futuro comprador se vea proyectado en esa vivienda y no agobiado porque usurpa tu espacio personal durante la visita.

3.-Baños y cocinas de punta en blanco
Los baños y las cocinas son claves para tu visita: haz que estén impecables. Antes de que sea la cita, asegúrate de que las juntas estén limpias, así como el suelo, que todo esté ordenado y de ser posible, que se sienta el aroma a café en la cocina, ¡es muy atractivo para los sentidos!

4.-Limpieza general

En general, la vivienda ha de estar limpia y bien arreglada para que se aprecie todo su potencial.

¿Quieres leer más consejos para vender una propiedad? ¡Sigue leyendo en este enlace!

Si tienes cualquier duda, estamos aquí para ayudarte. ¡Deja un comentario y te responderemos lo más pronto posible!

Deja un comentario

Cerrar menú