Préstamo hipotecario y el notario en la compraventa

Préstamo hipotecario y el notario en la compraventa

En un préstamo hipotecario, el rol del notario cobrará mucho más protagonismo. Como se anuncia en el blog del Consejo Nacional del notariado, a partir de hoy, 17 de junio, entró en vigor la Ley de crédito inmobiliario, normativa en la que se refuerza el hecho de proteger al consumidor y ayudarle en la fase precontractual de los préstamos hipotecarios, aportándoles seguridad jurídica. Gracias a esta función, los notarios adquieren mucha relevancia en el proceso.

El notario y tu préstamo hipotecario

El notario tendrá que verificar que las entidades financieras han informado eficazmente todo lo que establece la Ley y les darán un asesoramiento de naturaleza objetiva e imparcial, así como gratuita. Para ello disponen de diez días como mínimo antes de que se autorice y firmen las escrituras de las hipotecas.

¿Qué tiene que haber recibido el ciudadano?

Específicamente, el ciudadano pendiente de la compra de su hogar mediante financiación tendría que haber recibido el proyecto de contrato de préstamo hipotecario, la ficha Europea de Información Normalizada (FEIN), el documento que recoge la información del préstamo hipotecario y que tendría el carácter de oferta vinculante en un mínimo de diez días; la Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE), con cláusulas y gastos de la hipoteca, una simulación de las cuotas periódicas que se han de satisfacer gracias al préstamo en distintas situaciones evolutivas del tipo de interés; un documento sobre los gastos asociados a la escritura pública del préstamo, y las condiciones del seguro de daños del inmueble.

Si el notario corrobora algún error o carencia, pedirá su subsanación a la entidad que corresponda. En el caso de que la documentación esté bien, agendará fecha y hora para reunirse con el ciudadano, y las personas garantes del préstamo si existieran.

¿Qué medios se están utilizando para informar a la ciudadanía?

Como medio, están utilizando un folleto llamado “El gran paso: comprar una vivienda. ¿Cómo le pueden ayudar los notarios?” y un vídeo explicativo para que los ciudadanos conozcan la nueva ley y su aplicación.

¿Cómo sería una primera cita con el notario?

El objetivo de esta primera cita con el notario es que éste explique al ciudadano todas las cláusulas del préstamo hipotecario, y responderá sus dudas. Gracias a este asesoramiento imparcial, el ciudadano adquirirá un conocimiento total de lo que va a firmar, sus derechos y obligaciones.

Se constará mediante un acta (gratuita) redactada por el notario, los hechos que se comprobaron y las explicaciones que se dieron, contando también con las preguntas que haya hecho el ciudadano. Este escrito será firmado por ambos y pasado a la entidad financiera correspondiente. Después de esto se fija la fecha para la segunda cita con el notario, en la que se daría la fase contractual.

La autorización,firma de las escrituras y préstamo hipotecario

En la segunda cita con el notario, éste tendrá la labor de comprobar la identidad, capacidad y legitimación del comprador y del vendedor, si la vivienda era de uso habitual por parte del vendedor, si es VPO (Vivienda de Protección Oficial) o no, y si está alquilada. También el notario comunicará si tiene alguna carga y si la parte vendedora está al día con el pago de la comunidad. Pedirá el certificado de eficiencia energética, verificará los medios por los que se pagaría, tendría que advertir de posibles cosas que no irían bien en la vivienda. Informará también de a lo que estén obligados legal y fiscalmente. Tendrá que solicitar el justificante del IBI y número de referencia catastral de la vivienda. Podrá identificar al Titular Real si hay alguna sociedad mercantil en la operación, y aclarará cómo se reparten los gastos de la compraventa entre las partes.

Sobre los gastos de la operación

En este tema en particular el folleto explicativo dedica una sección para los gastos de la operación de compraventa y de la hipoteca. Sobre todo, apunta las novedades de la Ley en cuanto a la distribución de los gastos relacionados al préstamo hipotecario. La entidad financiera tendrá que asumir los aranceles de la notaría y del registro, de la gestoría y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Asimismo, el comprador tendría que pagar la tasación de la propiedad.

El notario tendrá que leer las escrituras, tanto de la compraventa como del préstamo y también explicarlas básicamente.

¿Buscas comprar una propiedad en Tenerife? Mira este artículo.

Esta públicación tiene 3 comentarios

  1. Estoy leyendo comentarios en distinto medios que depende que quien lo diga estamso de suerte porque ahora el nuevo propietario de una vivienda, tiene menos gastos pero la realidad es otra, el banco cada vez que firma una hipoteca, con las condiciones qu ele impone el gobierno, pierde dinero y al cliente le vana llover vinculaciones por todos los sitios, y el banco está obligado a mirar con lupa cada nuevo perfil, tiempos heroicos cuando se hacian hipotecas 100 mas gastos, eran tiempos buenos, jajaja

    1. ¡Hola! Gracias por leernos. Esta nueva ley se hizo con la finalidad de proteger más al consumidor final. Ha entrado en vigor hace tan solo unos días. Se estima que las entidades serían más cuidadosas al evaluar la solvencia del cliente con el fin de evitarle posibles inconvenientes. Como ha opinado Ricardo Gulias en declaraciones para iAhorro.com, director general de Tu Solución Hipotecaria, “se quiere dar más seguridad jurídica y protección al futuro hipotecado, que contará con un plazo superior y mínimo de 10 días para poder estudiar las condiciones de la hipoteca, y conocer todos los pormenores de esta, para que le queden claras las condiciones. La entidad va a estar obligada también a conocer el historial crediticio, para evitar dar hipotecas a perfiles que puedan tener problemas en el futuro”.

Deja un comentario

Cerrar menú